close
Gmail y sus pestañas: sépalo todo para optimizar la capacidad de entrega de sus campañas
27
Feb

Gmail y sus pestañas: sépalo todo para optimizar la capacidad de entrega de sus campañas

Durante el verano de 2013, Gmail optó por abandonar la bandeja de entrada única y creó distintas pestañas para ofrecer la posibilidad de organizar mejor sus e-mails a sus usuarios… o haciéndolo por ellos.

En la práctica, un internauta que utilice Gmail puede encontrar sus e-mails en distintas pestañas de su bandeja de entrada, como “Redes sociales” o “Promociones”. De hecho, al abrir Gmail, no todos los mensajes se muestran a la vez.

Para los anunciantes, no existe un método probado que permita sortear el algoritmo de Gmail, que distribuye los mensajes de e-mail entrantes en las distintas pestañas. Solo el usuario puede mover sus e-mails de la pestaña “Promociones” a la pestaña principal.

Sin embargo, existen ciertas buenas prácticas que ponen todo a su favor, con la esperanza de que sus comunicaciones lleguen a la bandeja de entrada principal.

En un contexto en el que más de uno de cada cuatro usuarios utiliza Gmail (1), Cabestan ha querido examinar este tema. Exploremos juntos los mejores modos de optimizar la capacidad de entrega de sus campañas destinadas a sus objetivos en Gmail.

Ventajas y desventajas de la pestaña Promociones 


Un estudio mundial realizado en 2014 por Return Path a casi 3 millones de usuarios de Gmail, midió la evolución de las tasas de apertura tras la aparición de la nueva interfaz.

Estudio de Return Path sobre la tasa de apertura de los e-mails después de la implementación de las pestañas en Gmail

Estudio de Return Path sobre la tasa de apertura de los e-mails después de la implementación de las pestañas en Gmail


Para los profesionales de marketing, las nuevas pestañas de Gmail han ayudado a mejorar la capacidad de entrega de sus comunicaciones al compensar su pérdida de visibilidad: los e-mails comerciales llegan a la pestaña “Promociones” en lugar de a la de spam.
El estudio de Return Path también demuestra que, en todos los sectores de actividad, la tasa de apertura de los e-mails de marketing es, de media, un 19 % mayor cuando llegan a la pestaña “Promociones”, llegando incluso hasta el 35 % en el caso de la industria del turismo.

Respecto a la frecuencia de uso de las pestañas, también hemos sabido que el 45 % de los usuarios activos de Gmail consultan la pestaña “Promociones” al menos una vez al día y que más del 70 % de los usuarios de esta pestaña la han consultado por lo menos una vez en los 7 últimos días.
Sin embargo, este estudio pone de manifiesto que la reacción de los usuarios es muy diferente según la frecuencia con la que utilizan Gmail. Por ejemplo, la tasa de apertura del 11 % de los usuarios más comprometidos ha aumentado un 2,11% después del despliegue de la pestaña. Para casi el 90 % de los usuarios con un nivel de compromiso calificado como “medio” en el estudio, la tasa de apertura en la nueva interfaz no se ha visto afectada.

 

También conviene recordar que los e-mails que llegan a la bandeja de entrada principal originan una notificación para el usuario, lo cual no ocurre cuando el e-mail llega a la pestaña “Promociones”.


8 buenas prácticas para que sus comunicaciones lleguen a la bandeja de entrada principal de los usuarios de Gmail

  1. Mantenga sus bases de datos actualizadas: es más probable que un contacto activo mueva su e-mail a la bandeja de entrada principal.

 

  1. Recomiende a sus suscriptores que agreguen su e-mail a su lista de contactos: en tal caso, el algoritmo de Gmail tenderá a considerarlo como un interlocutor convencional en vez de un anunciante.

 

  1. Establezca una autenticación DKIM personalizada: el algoritmo de Google valora el encriptado (encontrará un artículo sobre este tema aquí).

 

  1. Antes de que se publique, pruebe su campaña con la herramienta Litmus para saber la pestaña de destino de su e-mail de marketing y realice, en su caso, los ajustes necesarios.

 

  1. No emplee palabras que puedan “molestar” al algoritmo de Gmail: “oferta especial”, “descuento”, “-50 %” se relacionan con el campo léxico de las comunicaciones comerciales y aumentan el riesgo de que su e-mail se asocie a la pestaña “Promociones”.

 

  1. Perfeccione los campos de asunto de sus e-mails y optimice sus ofertas para distinguirlos: salir de la pestaña “Promociones” significa ante todo destacarse. Encontrará un artículo sobre este tema en este enlace.

 

  1. Aumente al máximo el nivel de personalización de sus e-mails: intente incluir tantos elementos de contexto como sea posible (nombre, fecha, lugar, etc.) y no los cargue con demasiados enlaces o imágenes.

 

  1. Ofrezca un código HTML “limpio”: no oculte los enlaces de redirección y simplifique las líneas de código tanto como sea posible, en este caso el algoritmo de Gmail también es sensible a una correcta sintaxis informática.

 

Por último, pensemos que, hoy en día, la posibilidad de que sus comunicaciones lleguen a la pestaña “Promociones” siempre resulta menos perjudicial que recibir las quejas o bajas de sus e-mails que le llegarían a su bandeja principal si sus suscriptores no los desean. En la mayoría de los casos, administrar estas pestañas tiende a aumentar las tasas de compromiso y, por tanto, a mejorar la relación entre sus suscriptores y su marca.

 

Por otra parte, la historia sigue su curso: Google acaba de lanzar una versión preliminar de una nueva función de su mensajería Gmail para desarrolladores. Denominada AMP (Accelerated Mobile Pages), esta función le permite usar páginas móviles aceleradas (AMP en los correos electrónicos…