+34 91 436 22 20
close
Diseñar una estrategia email exitosa siendo pequeño, tímido y sin experiencia
9
Abr

Diseñar una estrategia email exitosa siendo pequeño, tímido y sin experiencia

Sí, se puede ser pequeño, sin muchos conocimientos ni mucha experiencia y lograr desarrollar una estrategia de emailing exitosa. Además, la mayoría de los que sacan provecho de sus emails empezaron  así. La única diferencia con los que siguen perdiendo dinero con sus correos electrónicos radica en que han perseverado y aplicado algunos consejos que voy a exponer a continuación.

 

Tener éxito con el correo electrónico siendo pequeño

Por algún sitio hay que empezar. Quizás no tenga una gran base de datos. Pero es su base de datos.

Obviamente, se ha preocupado de pedir permiso para ponerse en contacto con cada una de las personas de su lista. También se preocupa de eliminar o desactivar la dirección de cualquier miembro de su lista que así lo solicite. En efecto, ser pequeño no le hace menos amable. Sobre todo, sabe que su reputación se vería afectada si no lo hiciera y que, al final, corre el riesgo de acabar en una lista negra.

Una vez sentadas las bases, lo que desea es ampliar su lista. Sería un gran error hacerla crecer de forma artificial comprando listas en Internet, evidentemente. Así que para hacer la cosas bien, como ocurre con todo, su lista aumentará poco a poco. Lo más sencillo es proponer a los visitantes que se suscriban a un boletín electrónico. Pero esto conlleva enviarles información con regularidad. También puede proponerles que se suscriban al final del proceso de compra. Después, poco a poco encontrará otros lugares en los que proponerles que se suscriban a su lista (revista, páginas de contenido de su sitio web, redes sociales, etc.).

Una vez creada la base, solo queda ofrecer contenido.

 

Tener éxito con sus correos electrónicos sin muchos conocimientos

Seamos sinceros, los primeros boletines de noticias, los primeros correos promocionales que enviamos son feos. Esto se debe básicamente a que no sabemos hacerlos y tropezamos con todas las piedras que nos vamos encontrando por el camino.

A decir verdad, Outlook, Hotmail, Gmail, Yahoo y demás interfaces de correo web no nos facilitan la tarea. Cada uno interpreta el código de su correo como le parece. Las reglas generalmente aceptadas para construir un sitio web suelen variar (evite los <div>, desconfíe de los CSS), cuando no le hacen retroceder varios años (diseño en tabla).

Por suerte, al igual que pide consejo sobre moda a un amigo, también puede buscar ayuda en Internet sobre los emails.

Por un lado, las plataformas de envío de correo como Cabestan suelen ofrecer plantillas de correo en las que basta con arrastrar su contenido. Si no confía en sí mismo, es una forma sencilla de enviar sus primeros contenidos.

A medida que vaya ganando seguridad, no dude en consultar las webs y los foros que hablan específicamente del diseño de los correos (http://www.emailology.org, http://htmlemailboilerplate.com/,etc.). Aprenderá a poner sus CSS en línea, a poner display:block en sus imágenes y todos esos pequeños fragmentos de código útiles que permitirán que sus correos se desmarquen de la competencia.

Como siempre que se habla de belleza, menos es más, sea natural y no se olvide de que el fondo prima sobre la forma.

 

Tener éxito con el correo electrónico sin experiencia

La falta de experiencia en operaciones de emarketing suele producir dos reacciones extremas que resultan contraproducentes.

La primera, no hacer nada. En lo relativo al emailing, esta no es una estrategia eficaz. En efecto, los internautas que le confían su dirección de correo esperan recibir de usted un contenido que les interese. Si los abandona durante mucho tiempo, cuando se dé cuenta, su correo ya no será bienvenido y, en el mejor de los casos, será eliminado en cuanto se reciba. Esto perjudicará a su reputación y a sus futuros envíos.

Normalmente se considera que un correo deseado ya no es tan deseado pasados 6 meses. Este plazo depende de su base de datos y de lo que haya prometido. Pero la idea es esta: las direcciones de su base de datos tienen fecha de caducidad.

La segunda reacción extrema y contraproducente es hacer demasiado. Muy a menudo, después de haber enviado tímidamente varios boletines electrónicos, el remitente de correos novato adquiere confianza y decide realizar envíos comerciales sin parar. A muy corto plazo, el efecto puede ser positivo. Pero a medio y largo plazo, esta estrategia tendrá dos efectos negativos:

  • El primero es el desprestigio de su marca y que futuros clientes le tomen por un spammer. A partir de ese momento, su índice de cancelación de suscripciones se disparará, sus correos se marcarán como no deseados cuando lleguen a sus destinatarios y tendrá que vérselas con antiguos clientes insatisfechos (y ya sabemos lo difícil que resulta eso).
  • Y aquí aparece el segundo efecto negativo.  Su reputación on line empeora y bastante, incluso aquellos clientes que querían recibir sus correos ya no pueden. Se encuentra en la lista negra y va a ser difícil salir de ahí.

Por tanto, debe encontrar un ritmo de envío de correos razonable en función de lo que ha prometido a los miembros de su base de datos, de aquello que estos estén dispuestos a aceptar o del interés de sus correos.

Por ejemplo, un servicio financiero on line podrá enviar un mensaje al día con la tendencia del mercado. Por el contrario, una estación de esquí dará prioridad a un envío trimestral en el momento en que sus clientes reserven sus vacaciones.

 

Espero que estos consejos le ayuden a que su estrategia emailing crezca, se perfeccione y cumpla con sus objetivos. Si a pesar de todo comete errores, se desilusiona o no encuentra una estrategia de emailing  con la que se sienta cómodo, persevere. El canal del correo electrónico vale la pena e invertir en él solo le costará un poco de tiempo y de dinero.