close
¿Cómo racionalizar la creación gráfica de sus campañas email
27
Feb

¿Cómo racionalizar la creación gráfica de sus campañas email

La creatividad es un elemento clave para el éxito de una campaña email: Cuando está realizada perfectamente, es un elemento importante de diferenciación.

Sin embargo también puede representar un elemento de riesgo, porque puede llevar a tener que retrasar fechas de envíos y, de forma más general, puede afectar negativamente la imagen de la marca.

En un contexto en el que el canal email funciona muchas veces bajo presión, ¿cómo encontrar el equilibrio entre flexibilidad operacional y estrategia?

 

Por naturaleza, el email evoluciona constantemente

Entre las iniciativas creativas de las grandes marcas y los objetivos en términos de resultados, no hay nada más lógico que las campañas email se tengan que reinventar constantemente.

El vídeo en el email es un vector de diferenciación

 

Integrar un carrusel en un mensaje genera curiosidad… y es todo un reto creativo

 

Proponer campañas dinámicas y atractivas es un objetivo a perseguir: las marcas tienen que seguir innovando en sus emails para seducir.

 

Los procesos creativos pueden pecar por incoherentes

Si el proceso creativo no está bien controlado, las iniciativas creativas pueden llegar a impactar negativamente la producción y el envío de una campaña así como la imagen de la marca.

Avanzar sin marco definido ni referencia, pensando ahorrar tiempo, conduce en general a muchas idas y vueltas muy desperdiciadoras de tiempo, puesto que, lógicamente, la campaña se deberá presentar a la aprobación de las diferentes partes participantes.

Generalmente, esta (no) estrategia conduce a la producción de contenidos heterogéneos e incoherentes con los mensajes ya emitidos por la marca.

Ejemplo de una campaña que, probablemente, no haya sido objeto de concertación ni validación.

 

El control del trabajo creativo gracias a herramientas idóneas y a procesos es esencial para establecer, de manera clara y soportada por todos, las líneas a seguir; así se establecerá un equilibrio entre libertad, en la etapa de creación, y eficacia de la cadena de producción creativa.

 

5 claves para racionalizar el trabajo creativo

1- Definir una identidad gráfica clara

En las organizaciones, muy a menudo la concepción de una página web o de un folleto da lugar al establecimiento de reglas y principios claros. Debería pasar lo mismo para todos los canales y sobre todo en el email que debe tener sus propios principios en términos de estructura y organización de los mensajes.

2- Construir las plantillas email

Una marca dispone de tipologías de comunicación fijas (Bienvenida después de la suscripción a la newsletter, nueva oferta, promoción etc., para las cuales es imprescindible construir plantillas para respectar la identidad gráfica de la marca.

Una estructura preestablecida que permitirá proteger a la coherencia del proyecto además de ahorrar tiempo en la concepción de las campañas.

3- Reconciliar diseño e industrialización

La creación de una plantilla no debe limitar la creatividad de las campañas: la plantilla debe dejar una cierta libertad para adaptar el aspecto gráfico del e-mail. Debe ayudar a ir más rápido ya que todo ya existe, pero no debe apagar la creatividad para permitir en ciertos casos ajustar fácilmente el contenido.

4- Formalizar el proceso por escrito y comunicarlo

Es imprescindible tomarse el tiempo de formalizar el proceso que establece la lógica creativa para el e-mail, ya que esta fase permitirá disponer de un documento de referencia útil para todas las futuras campañas. Sin embargo no servirá de nada redactar este proceso si no está asimilado correctamente o seguido correctamente por todos los equipos.

Por lo tanto es importante en paralelo explicar bien los principios y los retos relacionados con estos procesos; también es importante que los equipos identifiquen bien su papel, las distintas etapas del proceso y las reglas a respetar.

5- Facilitar los intercambios entre los equipos

Durante el proceso de validación, los intercambios entre los distintos equipos trabajando en el proyecto se suelen hacer, demasiado a menudo, por email. Sin embargo el e-mail no es el mejor aliado para seguir el hilo de los comentarios y opiniones, y tomar correctamente en cuenta la totalidad de las modificaciones a realizar. El e-mail no permite tampoco a los equipos que emiten solicitudes de producción tener una buena visibilidad sobre el avance de sus campañas.

Hoy en día existen herramientas colaborativas que pueden contribuir a ofrecer a los equipos esta visibilidad durante toda la cadena del proceso de creación. Disponer de tales herramientas permite asegurar que se respeta la identidad gráfica, ayuda a que los intercambios sean fluidos, y ofrece un ciclo de validación generalmente más corto, lo que al final de la cadena permitirá respetar mejor las fechas de envío.

 

Gracias a la racionalización de los procesos creativos, se ofrece responsabilidad y autonomía a los equipos y se abre el horizonte a más tiempo para reflexionar crear mejor: las campañas de e-mail merecen rigor… Pero también un poquito de sana locura!

 

 

Deja la gestión integra de tus campañas de
email marketing en buenas manos

Nuestros especialistas se encargan de toda la gestión de vuestras campañas email.