+34 91 436 22 20
close
7 trucos para adoptar la estrategia correcta para su contenido
30
May

7 trucos para adoptar la estrategia correcta para su contenido

Debido a la creciente exigencia de los consumidores y a la aparición diaria de nuevos canales, a los departamentos de marketing e informática, normalmente organizados en silos, a menudo les resulta difícil realizar campañas específicas y eficaces que exploten todo el potencial del conocimiento y de la comprensión del perfil de cada cliente.

Para responder con eficacia a estos nuevos retos, los equipos de marketing están muy interesados en desafiar su proceso habitual, desde el pensamiento estratégico hasta la producción de correos electrónicos.

Asegurar el seguimiento de las mejores prácticas, estar atentos a los aspectos operativos de la producción, descifrar mejor los resultados de las campañas… también son claves para garantizar la optimización de su gestión.

Descripción general en siete pasos de estas mejores prácticas.

 

1- Mapear los puntos de contacto

Los puntos de contacto con sus clientes son exponenciales: web, móvil, terminal, centro de llamadas… El hecho de mapearlos permite añadir coherencia a sus comunicaciones y con las diferentes entidades.

El objetivo de este mapeo es pasar de muchas bases de datos de clientes a un datamart de marketing que permita centralizar los datos y obtener una visión única del cliente. Este mapa resultante de un análisis de clientes en 360° le permite, más allá de las herramientas existentes, ofrecer eficacia a su gestión desde un principio.

En la gestión de sus campañas, resulta esencial saber cómo mantener un equilibrio entre sus diferentes objetivos (comunicación, prospección, transacción). ¿El fin? Evitar la presión excesiva y, por extensión, los problemas de entregabilidad.

 

2- Definir un programa de contenidos

 Definir un programa de contenidos, pero sobre todo respetarlo, le permite determinar las líneas editoriales de sus campañas y ofrecer coherencia entre ellas. Por lo tanto, cada campaña que inicie debe tener su propio brief y debe poder cotejarse con los demás.

Este enfoque también le permite preparar elementos de lenguaje en caso de comunicación de crisis, correo electrónico de disculpa u otros.

 

3- Romper los silos

Trabajar en equipo y contar con un proceso descentralizado de toma de decisiones permite superar la complejidad inherente a la definición y ejecución de campañas.

Por lo tanto, definir previamente indicadores comunes, comprender el perímetro de cada uno, adoptar un lenguaje común y acordar un glosario compartido son otros parámetros que permiten una mejor eficiencia operativa y un intercambio de información más fluido entre las entidades.

 

4- Trabajar en las plantillas de sus correos electrónicos

 La industrialización de sus correos electrónicos supone un ahorro de tiempo considerable en el diseño de sus campañas sin dañar su imagen de marca.

En la gran mayoría de los casos, la adopción de una plantilla, es decir, la creación de una biblioteca de bloques reutilizables, evita codificar una campaña desde cero sin haber capitalizado el trabajo de la campaña anterior. También es una forma de satisfacer las demandas de los nuevos usos móviles y las limitaciones del diseño adaptativo.

Cuidado, sigue siendo importante mantener la mente abierta y una buena plantilla debe revisarse con regularidad. Es esencial probar diferentes discursos y comunicaciones. En términos de flexibilidad, este tipo de herramienta también es la manera de permitir que varias personas creen sus correos electrónicos y boletines informativos sin riesgo.

 

5-  Racionalizar su procedimiento de calidad

 Los anunciantes generalmente pasan más tiempo revisando y aprobando campañas que escribiéndolas, diseñándolas y codificándolas. El procedimiento de calidad debe hacerse más ligero y menos laxo, buscando un equilibrio entre lo formal y la flexibilidad.

Para evitar cambiar todo en el último momento porque una persona ha emitido una opinión muy subjetiva, pero también para tener una distribución clara de las responsabilidades, es esencial contar con un proceso de validación de campaña por escrito.

Esto evitará, por ejemplo, que no se detecten los errores en la creación o la segmentación porque creemos que se corregirán posteriormente en la cadena…

La racionalización del procedimiento de calidad, posiblemente a través del acceso a un entorno aislado para probar escenarios de campañas en tiempo real, proporciona una eficacia operativa que permite a los equipos de marketing reasignar sus tareas al pasar de un modelo “20 % de tiempo para pensar, 80 % para producir” a un modelo “20 % de tiempo para producir, 80 % de tiempo para pensar”.

 

6- Perfeccionar los indicadores

Dependiendo de sus diferentes objetivos, resulta fundamental asociar sus campañas a los indicadores de rendimiento adecuados. Cuanto más precisos sean, más le permitirán generar informes y análisis detallados, que permitirán identificar claramente los segmentos de su clientela y adaptar sus planes de marketing en consecuencia.

El seguimiento de las campañas y de su efectividad también permite a los equipos de marketing adaptar los mensajes entregados con mayor capacidad de respuesta. La adopción de indicadores relevantes también permite asignar presupuestos de manera más rentable e identificar las contribuciones reales de cada canal.

Por supuesto, el seguimiento de un indicador u otro depende de su modelo económico:

  • Si desea sopesar su entregabilidad, tenga en cuenta X
  • Para saber cuáles fueron sus campañas de impacto, tenga en cuenta Y
  • Para medir su rentabilidad, observe Z

 

7- Adoptar una herramienta de gestión de contenidos

Para ayudarlo a planificar sus comunicaciones, no dude en elegir un software de gestión de contenidos o de proyectos. Las hojas de cálculo de Excel, los calendarios u otros documentos compartidos todavía son habituales en la administración de campañas de marketing, pero, en 2018, casi dos tercios de los anunciantes emplean una herramienta especializada en su lugar.

De hecho, lamentablemente la gestión de contenidos se evita a menudo, a pesar de que se trata de una de las piedras angulares de la presencia en línea de una marca.

Cabestan le permite externalizar todo o parte de este paso, respondiendo a sus necesidades de estrategia, implementación y producción, y permitiéndole aprovecharse de sus años de experiencia al servicio de grandes cuentas.