close
10 buenas prácticas para personalizar sus emails y mejorar su rendimiento
16
Oct

10 buenas prácticas para personalizar sus emails y mejorar su rendimiento

En lo referente al envío de emails, está demostrado que si el asunto está personalizado el email se abre 2,5 veces más. Y si el mensaje tiene un contenido adaptado al destinatario, logra una conversión 6 veces mayor que un email clásico. El One to One es uno de los griales del marketing, y los datos acumulados incluso permiten imaginar escenarios de personalización muy precisos y uniformes.

He aquí 10 pistas para mejorar sus emails :

  1. Recomendar productos según el perfil

Es una de las primeras palancas de la personalización: proponer un producto adaptado al perfil de cada cliente. En BforBank[1], conocer al cliente es un aspecto fundamental sobre el cual se construye una estrategia de emailing personalizados. Desde la llegada de un nuevo cliente, el banco le ayuda a descubrir los productos que corresponden a su perfil y sus expectativas. Este principio de recomendación lleva demostrando su eficacia en términos de conversión desde hace tiempo.

 

  1. Segmentar las ofertas por sexo

Es una característica básica que puede tener sentido en ciertas operaciones de envío de emails personalizados. En este caso, Adidas recurrió a este método porque sus productos se dividen fundamentalmente por sexo (ropa, calzado…) y es importante incluir este filtro antes de realizar cualquier comunicación.

Así, en vez que enviar un email genérico a todos sus clientes, Adidas los divide por sexo, ya sea enviando a los hombres las últimas zapatillas disponibles o a las mujeres sus últimos modelos de ropa para correr.

 

  1. Hacer promociones sobre segmentos ultradefinidos para dar salida a las existencias

Además de proponer productos afines al perfil, la personalización puede hacerse en segmentos muy precisos, con varios criterios a la vez.

Hace poco, la marca Etam probó una promoción para dar salida a existencias de ropa interior de tallas grandes. Gracias a una búsqueda en las bases de datos y a la extracción posterior de un segmento específico, se envió un correo electrónico al grupo objetivo. La operación, simple y rápida, permitió dar salida a la mayor parte de las existencias en 2 días. El canal email dio mejores resultados que la campaña lanzada en las tiendas y el sitio web[2].

 

  1. Enriquecer la experiencia con el historial de compras 

El grupo AccorHotels, que empezó hace unos tres años su transformación digital, ha replanteado su oferta para mejorar la experiencia del cliente. Además de crear una base de datos única para todas las actividades del grupo en el mundo, el grupo también propone la Accor Customer Digital Card. En función de los gustos y del historial de cada cliente, el grupo puede proponer a través del email, además de visitas, servicios personalizados. Esta experiencia mejorada para el cliente aumenta de forma natural la fidelidad, la cual enriquece el conocimiento del cliente. Según el director digital de AccorHotels, esta recomendación personalizada genera de media un 30 % más de negocio.[3]

 

  1. Mejorar el servicio gracias a la experiencia del cliente

Más allá de enriquecer la experiencia, los emails personalizados también pueden cumplir una función de servicio. Es lo que hace SNCF, la compañía francesa de ferrocarriles: los viajeros suscritos a los trenes Transilien y TER, dos categorías de trenes de cercanías, reciben alertas personalizadas por email.

La alerta se envía en nombre del tren, el contenido está personalizado al 100 % en función del número de tren, la estación de salida, la hora de salida, la estación de llegada, la hora de llegada y el motivo de la incidencia.

 

  1. Poner en escena el recorrido del cliente

Para algunas marcas es interesante seguir el recorrido de cada cliente durante el uso de un producto o servicio. Es el caso de L’Oréal con su marca de complementos alimentarios Innéov, que ha ideado un programa de entrenamiento real para cada usuaria.

La idea es proponer un contenido dinámico personalizado para un entrenamiento real, que fidelizará y desarrollará las ventas. Para cada producto correspondiente a un tratamiento de un determinado número de días o semanas, se le hace un seguimiento a la usuaria, se la estimula y anima hasta que llegue al fin del mismo. Los resultados de esta campaña han demostrado una acogida muy buena de los mensajes y una buena actividad.

Esto es lo que también hace la marca de pañales Pampers, que acompaña a sus clientes ofreciendo consejos adaptados a las mamás durante su embarazo y para seguir las distintas etapas de la evolución del bebé[5].

 

  1. Llevar al cliente a la tienda teniendo en cuenta la segmentación geográfica

Enviar mensajes personalizados por email para generar tráfico en tienda es una técnica de personalización que se utiliza a menudo en el retail. La marca de moda Naf Naf, por ejemplo, manda emails individualizados a cada clienta, con su nombre, apellido y un código de barras específico del sector geográfico en el que vive y de la tienda correspondiente.

Este código de barras permite a la clienta beneficiarse de una promoción en tienda y a la marca reducir la distancia entre su customer journey online y su experiencia off.

 

  1. Utilizar las interacciones para reforzar el vínculo con la marca

Ubicado en Lisboa, ¡el Sporting Club de Portugal cuenta con más de 3,5 millones de seguidores! Una gran comunidad que hay que hacer vivir para reforzar los vínculos con el club. Para ello, se ha ideado una estrategia email con mensajes personalizados.

Así, cuando hay un evento, se contacta con el público de forma individual:

Antes de cada partido, las estrellas del equipo firman un mensaje personalizado invitando a los seguidores a ir al estadio. Y tras los encuentros, los jugadores agradecen al seguidor su presencia o resaltan su ausencia.

Tan simples como eficaces, estos mensajes crean una cercanía indiscutible entre el club y su público[6].

  1. Celebrar los eventos para reforzar el vínculo

Siempre desde un punto de vista relacional, algunas marcas no dudan en celebrar los aniversarios de la fecha entrada de sus clientes en su programa de fidelización. Esto es lo que hace la empresa Jet Blue en los Estados Unidos: en cada aniversario, el cliente recibe un email personalizado que ofrece un contenido en tono divertido y le permite tener presente el nombre de la marca[7].

 

  1. Una llamada a la acción adaptada para sentirse único

He aquí otro elemento de los emails que no hay que dudar en personalizar. Según su perfil y su progresión como cliente, podemos en efecto adaptar el contenido de la llamada a la acción para aumentar después el porcentaje de conversión.

 



Restons en contact